Hace dos entradas… (la importancia de la B)


Hace dos entradas os comentaba que había vuelto y que en mi viaje de regreso había conocido a una profesora de la universidad (pedagoga) que fue miembro de varios tribunales y que aprobó varias oposiciones. Eso, en principio y siendo bienpensante, la define como una máquina. Por esa razón (porque estoy sacando todo el lado cabrón y pelota que jamás se me hubiera ocurrido sacar en la carrera) le pedí su tarjeta para tener sus datos. La mujer mostró una actitud positiva, total, comenzó a tutearme en cuanto supo de mi licenciatura… cosas del colegueo sobre las que también podría extenderme, pero no merece ni la pena.

El chiste es que estos días he estado ocupada (habréis notado que me escaqueé de postear un par de días) ya que entre el cumpleaños de mi hermano, el santo de mi madre y la feria del mediodía, pues una se dispersa, lo que es perfectamente natural… pero hoy, por no perderle el pulso a los contactos, le mandé un sms a la buena mujer. ¿Qué tiene de particular? Su respuesta. Ha cometido el peor crimen ortográfico que se pueda cometer contra mi nombre: escribir Silvia con b. Silbia. Joder. Quise concederle el beneficio de la duda, pero dicho crimen 1. no redunda en una mayor economía lingüística, mi nombre así escrito ocupa las mismas letras que si se escribe correctamente y 2. no es una confusión por proximidad, la b anda bien lejos de la v en un teclado de móvil. ¡Horror! Pensad que esta mujer, antes de llegar a la universidad, fue MAESTRA DE ESCUELA. Y, repito, ha sido tribunal, ha aprobado varias opos, da clase en la universidad por PEDAGOGÍA y escribe mi nombre con B. ¡Joder! y perdonadme el lenguaje, es que cada vez que alguien escribe así muere un gatito…

No puedo por menos que recordar una anécdota que tuve con otra profesora de universidad cuyo nombre omitiré para no dañarla gratuitamente, aunque no me caiga muy bien. En cierta ocasión, entregué a esta profesora un trabajo de carrera. Entiendo que tengo la tendencia de embrollarme cuando escribo, se debe a lo que me gusta escribir, así que comprendo que mi dialéctica la saturó, ya que calificó mi escrito de “altisonante”. Lo curioso fue comprobar que, en sus correcciones, había diversas faltas ortográficas.

En fin, si al menos ambas fueran de ciencias experimentales lo superaría mejor… necesitaré un par de Valium por lo menos. Intentaré afrontarlo con humor a través de este gran temazo de los Berzas… ¡Letra B!

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Genérico, Testimonios y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hace dos entradas… (la importancia de la B)

  1. Vicente dijo:

    seguro que ni se dio kuenta

  2. vengatriz dijo:

    ¡Qué alegría, chicos! Ya hacía tiempo que no asomábais por aquí. Sé que también os debo una visita. Dadme un par de días, que ahora estoy de profe particular de mi hermano – los exámenes de septiembre-.

    Abrazos a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s