Diario de la resi. Notas de los días 20-25


Como ando muy mal de tiempo y, lo que es peor, al haber pasado una semana no recuerdo claramente lo que hice en cada día, os plantearé un resumen aproximado:

Día 20:

Por la mañana, clase.

Por la tarde, clase.

Por la noche… preparar material para la clase, hasta las 2 y media de la mañana, utilizando como esclavos a mis compañeros de residencia, a quienes tuve haciendo recortables y dándome ideas. Si es que les tengo que querer.

Día 21:

Por la mañana, clase… y cartas (de nuevo, en versión desarrollada) a mis profesoras del curso. En esta ocasión supe de la boda secreta de una de ellas, en estilo cinematográfico total, ya que decidió casarse sin decírselo a sus padres. Veremos las consecuencias, porque está claro que a partir del día D y la hora H me entero de todos los cotilleros.

Por la tarde, más clase. Mucho más aburrida la situación que la vivida por la mañana.

Este día no viví.

Día 22:

Por la mañana, clase.

Por la tarde, reunión con un amigo. El asunto RAI aún colea. Hasta aquí puedo leer.

Día 23:

Por la mañana, clase.

Por la tarde, tocaba echarle las cartas a la secretaria de la academia… pero me dio fiebre y pasé toda la tarde encamada, así que tocó cancelar la sesión bruja.

Debido a mi estado de fiebre y duermevela, tuve ocasión de escuchar cómo Barbi-Sevilla pedía a gritos a sus amigas las chonis que le pasaran un tampax. Por ello, cuando el gaditano me preguntó “quién habrá sido la guarra que se ha dejado un resto de tampax en el bidé” pude contestarle sin la menor vacilación.

Tan mona y pija que parecía y qué cochinilla nos ha salido.

PD. El otro acontecimiento del día es que descubrí, en el bloque B, la room de Mister Proper, es decir, dónde se esconden en mi bloque las sábanas, mantas, edredones y artículos varios que te pueden sacar de aprietos. Y me tengo que enterar ahora, que casi me voy, y no en su día.

Día 24:

Por la mañana estuve en el Parque de las Ciencias, con el minigeólogo y unas amigas suyas. Quien dice “mañana” dice “hasta las 5 de la tarde”.

Y justo después (como a las 6) vino de visita mi amigo Carlos, de Málaga, otro opositor frustrado, que tras dar conmigo una vuelta por la tarde, conoció a mis compis de residencia. Todos juntos (quien dice “juntos” dice “los del lado B y un infiltrado”) nos fuimos a la Mae West, la discoteca a la que quería ir todo el mundo, PERO… sólo nos dejaban pasar a Carlos y a mí; es lo malo que tiene la juventud, sobre todo si eres hombre… porque, viendo las chicas que pasaban, estaba claro que no nos dejaban pasar porque a los chavales se les ve muy jóvenes, mientras que con las chicas no hay problema siempre que vayan arregladas, pintadas y muestren tetas.

Lo bueno es que aunque yo, por lealtad con el invitado, me quedé en la Mae, los otros se lo pasaron bárbaramente en la chupitería… y de ese modo me perdí “la primera vez” del minigeólogo con los chupitos.

Nota: chupito–> dícese del alcohol en minidosis, para ir abriendo boca.

Día 25:

Desperté con un agravamiento del resfriado. Asco de mocos. Asco de vida. Sin embargo, esto no me impidió hacer los deberes y tampoco conocer a Hengo (¡hola, blogger!). Conmigo iba el minigeólogo. Ambas hemos podido comprobar cómo los bloggers somos seres humanos, aunque al minigeólogo tocó tocarle una trolilla porque, como es lógico, es imposible contarle que llevo un blog de la resi. Comenzamos la noche cenando un bocadillo, continuamos buscándola en un garito porrero donde se emitía “El viaje de Chihiro” (para mí “El viaje de la Charini”) en versión original y terminamos en una tetería y (¡tachán!) por fin me quité el capricho: tanto el minigeólogo como yo acabamos fumando en cachimba: nuestra primera calada de Playschool en términos absolutos.

Por cierto, Hengo, vaya modo de citarnos en la otra punta de Granada cuando resultaba que estábamos al lado XD

 

PD: En un día de esta semana, no recuerdo cuál, me encontré al residente marroquí. Comprobé que ya sabe decir “hola”. Va prosperando. Sobrevivirá.

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Diario de la residencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Diario de la resi. Notas de los días 20-25

  1. dekn7 dijo:

    “¿arregladas, pintadas y muestren tetas?” no esperaba eso de ti XD

    Disfruta tus últimos días en la resi!

    • vengatriz dijo:

      Jajajajaj… bueno, la que más y la que menos muestra lo que tiene cuando sale, aunque a mí no me hace falta ir como una puerta; se me nota a ojímetro que pasé los 17 y los 21… 😛 son más bien las chicas de esas edades las que se tienen que maquear más para parecer mayores.

      ¡Una alegría leerte por aquí!

  2. raphaela dijo:

    Mmmmm… de todo esto lo que más me interesa como observadora de la vida (y esto no se debe a mi edad sino a una natural inclinación a observar la vida que tuve desde muy pequeña) es que aún existan bodas sin que lo sepan los padres. Estaba convencida de: 1) que a los jóvenes de hoy día la opinión de los padres les importa un pepino, por tanto que debían casarse, descasarse o bailar el pericón a su reverendo antojo, sin siquiera considerar la opinión paterna. 2) que a los jóvenes de hoy día ni siquiera les interesa casarse, es decir que resuelven convivir -o no convivir, o dejar de convivir- notificándolo a los padres así de pasadita, como quien no quiere la cosa. 3) que, por supuesto, no les importan las consecuencias de ocultar sus decisiones porque -si los padres intentaran una sanción económica (la única que podría interesarles, según mi opinión) ellos aplicarían un criterio de extorsión más grave como “no verás a tus nietos mientras vivas” y eso hace recular a los padres, agregado a ello el ver que el niño no tiene un cuarto para sus cosas como siempre ha tenido, o que anda todo zaparrastroso como nunca le ha sucedido, o que la niña no tiene lavarropas y la pobre se gastará las manos o…El 4) punto es que, o la autora de este blog es una niña diferente, o deberé revisar mis supuestas dotes de observadora de la vida.
    Cariños. Y no vayas a llorar este finde, cuando te despidas de tus compis.

  3. vengatriz dijo:

    Como para atreverme a discrepar contigo, Lita XD…

    En serio, me parece un poco fuerte que lo oculte. Entiendo que casarse es una decisión personal, más que nada porque se casa una y no los padres, pero ocultarlo me parece un gesto feo. Si yo hiciera eso a mis padres, creo que no me lo perdonarían en la vida -y vaya por delante que el matrimonio me da algo de pavor y dudo que acabe casada, cosa que mis padres saben-. La explicación que me dio es que su familia en su día 1. se opuso a que conviviera con el chico y 2. hubieran querido una boda tradicional, de mucho gasto, muchos invitados y mucha parafernalia, cuando ella quería algo más discreto…

    No es mi vida, pero qué menos que contarlo. Les puede causar un daño emocional, aunque ella no le dé importancia, aunque imagino que ellos lo acabarán asumiendo porque ella es su hija.

    En fin, cosas que pasan. La realidad siempre supera a la ficción.

  4. raphaela dijo:

    Acotación de una vieja zorra (la suscripta): en el 90% de los casos, los padres perdonan ampliamente todas las cosas que no perdonarían en la vida. Nota al pie de página: ojalá lo hubiera sabido en su momento, jajajaaaaa….
    Factor Lita: suelo entender las cosas demasiado tarde como para que me sirvan a mí.

    Beso, chiquita.

  5. Vicente dijo:

    Me parece muy romántica una boda secreta.

  6. fmateo dijo:

    Bueno chiquilla, ya te vas acercando al final y vemos como has ido probando cosas nuevas y sobre todo como este blog va creciendo con lectores habituales y todo. Para que veas que te sigo, yo tb me he convertido en un Lector Constante y hasta he recuperado mi cuenta de wordpress para poder dejarte mensajes de manera un poco menos “anónima”, tu ya me entiendes.

    Disfruta de estos últimos días. Sé que me vas a decir que el otro blog con mis últimas experiencias debería ser actualizado, pero ya hablaremos de eso de manera privada.

    Un besazo.

    • vengatriz dijo:

      ¡Saludos a todos!

      No me olvido de vosotros ni de vuestros blogs. Es sólo que, como podéis ver, cada vez tengo menos tiempo… pero pronto volveré a la normalidad, el miércoles regreso a mi tierra:)

  7. Hengo dijo:

    Y a todo esto, ¿de qué le dijiste que nos conocemos al geólogo? Que sigo sin saberlo xD
    Una amiga mía también se intentó casar en secreto, a sus 18 añitos. Se había intentado escapar de casa 2 meses antes, con 17, así que estaba castigada sin salir de casa, por lo que me pidió a mí que fuese en su lugar a comprar las alianzas. Me negué a hacerlo, pero aún me pregunto cómo se las hubiera apañado para casarse, ¿hubiera pedido al cura que subiera a su cuarto? Sinceramente, me parecen una estupidez las bodas secretas. Aunque en realidad, aunque no lo sean, también me lo parecen xD

    • vengatriz dijo:

      A través de amigos comunes de la red XD Eso también aclaraba que no nos hubiéramos visto antes en persona, porque le comenté que hablábamos por MSN 😛 No es TAN lejano a la verdad 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s