Cosas llamativas de Madrid


1. ¡Qué de gente tiene! Me imagino lo que deben decir en el bus turístico: “A la derecha, un panzón de edificios clásicos enormes cuyas fachadas no se pueden ver porque hay una horda de gente y a la izquierda… otro panzón de edificios clásicos enormes cuyas fachadas no se pueden ver porque hay otra horda de gente”.

2. Los niños y las niñas (sobre todo las niñas) llevan diademas con cuernos. Así se acostumbran desde pequeñitos a llevarlos, ya que una cabeza sin cuernos es como un jardín sin flores y, además, a todos nos toca lucirlos alguna vez en nuestra vida. Hay que decir, en cuanto a su diseño, que por la época predominan los motivos navideños (cuernos de reno, arbolitos de navidad, etc).

3. Si vas caminando por la calle abordando a los paseantes con una espada en la mano y el siguiente saludo “Soy Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre ¡prepárate a morir!” pueden ocurrir las siguientes cosas:

– Que te manden a la mierda.

– Que llamen a la policía.

Que te den dinero.

Lo más sorprendente es que la predominante sea la tercera. De ahí que en Madrid tanta gente se gane la vida haciendo chorraditas (amenas de ver) en la calle.

Nota: Quien no entienda lo de “Íñigo Montoya” que se vea “La princesa prometida”.

4. Los madrileños siempre caminan de frente. Les encanta chocar con otros madrileños. Sortearlos puede ser más complicado que conducir un coche de carreras, sobre todo si tenemos en cuenta la primera observación de la lista.

5. Sus cacos deberían pertenecer a Mensa.  Pero sobre eso he estado hablando en las últimas entradas, si no me falla la memoria XD

6. Los madrileños son gente cálida y cercana.  Muy cálida y muy cercana. Sólo hay que subirse a un vagón de metro para comprobarlo.

7. Madrid es grande, por eso los madrileños piensan a lo grande, de tal manera que para ellos lo que está “al lado” para mí suele estar allá donde Sansón perdió el flequillo.

8. Otra cosa aplicable a Madrid es que, por ser grande, hay más de todo: más gente, más tiendas, más promociones, más fulanitos y menganitas por las calles repartiendo promociones, más negritos de la lluvia, que además son más insistentes… para quien no me entienda (porque esto no existe en Almería, lo conocí en Granada) un negrito de la lluvia es un negrito que aparece cuando llueve para vender paraguas por las calles. Hoy he pasado junto a uno (sí, llovía y sí, yo no llevaba paraguas, pero tenía uno en el hostal) cuya técnica de venta era bestial, ponerse a vocear: paraguas, paraguas, paraguas, paraguas, paraguas… claro, contundente y supongo que eficaz cuando el paraguas de verdad te urge.

9. Usar un taxi es una clavada (robo, atraco, sangría, pérdida bestial de dinero). Y yo los uso de manera reincidente. Hay que comprenderme: he pescado metrofobia y pagar al taxista me ahorra el esfuerzo neuronal de mirar en google… – da igual, sigue siendo “pa matarme”-.

10. Se pueden personajes muy diversos por las calles. Caminan con total impunidad, es decir, lo contrario al “efecto pueblo”, que es cuando llegas a un pueblo donde no te conocen y en el que, por más normal que vayas, todas las viejas se colocan en las puertas de sus casas para observarte y cotillear sobre ti. Ventajas de las capitales.

¿A que se aprenden cosas viajando?

¡Saludos turísticos!

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Genérico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cosas llamativas de Madrid

  1. Coral dijo:

    Jajajajajaajjaaj. Sí, hay mucha gente, mucho lío y negritos vendiendo paraguas cuando llueve. En la entrada al tren donde voy cada día me apuesto lo que quieras a que hay uno o varios ahora mismo (llueve y esto es Barcelona).
    Lo de los cuernos es cosa de la Navidad. En Madrid se ponen cualquier cosa en la cabeza.

  2. Garicano dijo:

    Si el propio nombre lo dice:

    Madri-leño -> Habitante de Madril

    Además, (y esto va por las desventuras contadas en otras entradas)si lo de las oposiciones no sale adelante, siempre puedes contratar a un cámara y hacer un remake del programa del señor que comía ranas en la selva pero en diferentes ciudades españolas y del extranjero. Te auguro una gran audiencia.

    Bueno, a cuidarse

  3. vengatriz dijo:

    Coral: En Madrid se ponen cualquier cosa, en la cabeza y en cualquier parte.

    Garicano: La verdad es que tienes toda la razón del mundo, jejeje…

    ¡Felices fiestas! (ya mañana es Nochebuena y pasado Navidaaaaad…)

  4. hengo dijo:

    XD Has clavado, a Madrid y a sus habitantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s