Carta de presentación sincera


Una carta de presentación es la típica carta que se manda con el CV para dar a conocer a la empresa nuestra motivación, nuestros intereses personales y nuestra capacidad de persuasión. Es algo voluntario, pero últimamente Infojobs atosiga hasta el extremo para que las mandemos. Anexo modelo (editable, por supuesto) para demostrar a las empresas que si algo es el español, cuando le da la gana, es sincero. ¿Qué tal si cada parado prueba a mandar 200 como esta? ¿Nos harían caso? ¿Quién se apunta a comprobarlo? Puede ser un experimento interesante. ¡Gracias, HENGO, por inspirarme! Realmente la idea ha sido tuya y gran parte de lo aquí escrito me lo has comentado primero 🙂

Estimado responsable del área de Recursos Humanos:

Le voy a hablar en masculino porque me resulta extremadamente cansino usar ambos géneros. Ya me explayo lo suficiente como para verme obligada a que mi carta dure el doble de lo que tiene que durar. Si usted es mujer, no me pille ojeriza antes de verme, me alegra que sea jefa y seguro que yo o soy más fea o estoy más gorda que usted o, en todo caso, ligo menos.

No tengo ni puta idea de a qué se dedica su empresa. Llevo varios días leyéndome incontables ofertas de trabajo como para recordar a cuántos sitios he mandado mi currículo. Además, como sé que sólo un 1% de las empresas a las que contacto me van a responder, ya me molestaré en documentarme sobre la empresa que corresponda cuando me vayan a hacer la entrevista personal.

Lo que sí sé es que no cumplo con los requisitos académicos y profesionales que se piden para el puesto. Ni yo ni nadie. Pero no nos engañemos, pedir unos requisitos que, aparte de estúpidos, porque luego no son realmente necesarios para desempeñar el puesto, no los cumple nadie es sólo una manera de concederle la libertad de elegir a quien le salga de las pelotas o de los ovarios, según corresponda.

En cuanto a las características personales, de todos es sabido que, ante la duda, todos los candidatos somos puntuales pero no obsesos, responsables pero no inflexibles, sociables pero no dependientes, independientes pero no egocéntricos, sumisos pero no faltos de creatividad, dinámicos pero no sobrados de autonomía, dispuestos a aprender pero no excesivamente exigentes con la formación que os apetezca darnos, en fin, que la lista de las cualidades “llave-maestra” que deben abrirnos las puertas a cualquier puesto de trabajo que se precie ya nos las sabemos. Os toca cambiarlas.

Como ya dejé claro antes, ante la típica pregunta de: “¿Por qué te interesa entrar en esta empresa?” os voy a ahorrar aquello de “estaba en el vientre de mi madre y ya soñaba con entrar a formar parte de vuestra compañía”. Quiero ganar dinero. Ya. No me importa si es con media jornada o con jornada triple; no me importa si es cotizando o es en negro; no me importa si los curritos se van a diario de copas juntos o si se están deseando mutuamente la muerte; si me estoy hinchando a echar currículos como una posesa es porque necesito dinero pues, en la actualidad, quien no tiene dinero no tiene derecho a hacer una vida. Es cierto que, con mi formación, si puedo daros una patada en el culo os la daré, pero seamos francos: os consta que no tengo alternativas mucho mejores, que no las voy a tener y que vosotros, si podéis darme una patada en el culo a mí, también lo haréis. El amor es mutuo.

Por último, sólo queda pedir un favor: no me hagáis perder el tiempo. Si no queréis nada de mí, ni me llaméis. Odio perder mi día en una batería de selección de personal que acomplejaría a la de la NASA sólo para que su sueldo se justifique de alguna manera. Si me llama, que sea para firmar el contrato, YA. Con cinco millones de parados, ni yo ni el resto estamos para tonterías.

Que lo disfrute.

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Genérico y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Carta de presentación sincera

  1. Garicano dijo:

    S implemente genial. ¿Para cuando la adaptación al caso del ligue?
    Salud!

    • vengatriz dijo:

      Me alegra que te guste 🙂 lo de la propuesta de mandarla va en serio ¿eh? si te apuntas nos lo dices. Quizá así destacaríamos más y, en cualquier caso, seríamos más sinceros, ya no sólo en las cartas de presentación, sino en situaciones (véanse: encuentas de infojobs) en las que te preguntan cosas como: “¿cuáles son tus expectativas salariales?” que deberían provocar el vómito de quien las planteara.

      Lo del ligue no lo pillo, mañana lo releo, te estoy contestando a las 5 am XD. A la gente lo que le sugiero es que la adapte según sus circunstancias. Lo del texto es que le estoy diciendo a una hipotética jefa que no se preocupe, que ella liga más que yo seguro XD.

      Pero si quieres que me ponga Bridget Jones total y que escriba una carta hipotética para seducir al jefe, puedo hacerlo, aunque en realida basta con añadir una frase que salía en esta misma película: “me echaron por acostarme con mi jefe” 😛

      Hacía tiempo que no te prodigabas por este rincón del ciberespacio y tengo entendido que ya andas por Almería. A ver cuándo nos tomamos una cañica.

      • Garicano dijo:

        Hola,

        Tu carta es un cambio de rumbo en lo que a interacción social se refiere. Vamos, que deberías escribir un manifiesto con los principios subyacentes a esa carta, para que de aquí a veinte años te citáramos así:
        “…. la seminal ‘Carta de presentación sincera’ (M., 2011) supuso un cambio de paradigma en el modelo de interacción social blau blau autodonación de pisto blau blau”

        Y respecto a las situaciones de ligue, o como quieres llamarlo, aplicar este paradigma supondría ahorrar en tiempo, cafés y conversaciones absurdas. Uno (o una) podría adaptar este paradigma y evitar tener que convencer a la moza que se es una persona romántica pero no almibarosa, madura pero espontánea, apasionado pero trascendente. Así pues, se pasaría de la fase formal al contrato de prácticas, y puesto que el movimiento se demuestra andando, al final de este, la parte contratante y la contratada podrían decidir si, de estar ambas satisfechas, continuar la relación… Coño, que lo que hay que flexibilizar es el mercado relacional!

        Y, sí, ya estoy en Almería. Contactamos por FB. Taluego!

      • vengatriz dijo:

        ¡Oye, pues me encanta! Me da que me pongo manos a la obra y que te voy a dedicar el post, jaja.

        ¡Hasta pronto!

  2. Mery dijo:

    ¡Qué grande! Estoy por escribir una adaptada a los miembros de la Comisión de Selección, a ver si me aprueban de una vezXD

  3. chimos dijo:

    Uy, creo que mi insuficiente en literatura, tachado, que pasó a muy deficiente en el trabajo sobre “Crónica de una muerte anunciada” tenía mucho de este estilo, así que por el momento seré una niña buena y no lo haré, bueno, es falso, quiero decir que me va a salir solo, que acostumbro a ser sincera. (así meto la pata hasta el fondo en muchas ocasiones)

    Te tendré que pasar mi carta para que me la corrijas antes de que la envíe, no sea que se note mucho que yo misma me trato como un felpudo.

    • vengatriz dijo:

      ¡Nada de tratarte como un felpudo! Que se dejen pisar los otros. Al final acabas dándote cuenta que dejarte pisar tampoco sirve para conseguir nada; nos hacen creer que sí pero eso es mentira, y si no nos queremos a nosotros mismos… ¡a ver quién nos va a querer!

      Y, si de verdad quieres pasarme algo para que lo revise, te comento que dentro de mi hay una correctora compulsiva y muchas veces hago ese tipo de favor a los amigos. En otras ocasiones también lo pido: todos podemos necesitar una revisión y varios pares de ojos ven más que dos.

      ¡Un abrazo! 🙂

  4. variablex dijo:

    Genial la carta. Creo que yo sí que la voy a enviar de verdad alguna vez. Incluso puede que me haga un currículum a juego. Total, ya que no me llaman para hacer entrevistas desde hace casi un año… es difícil que pueda empeorar.

    • vengatriz dijo:

      ¡Pues ya sabes! Si lo haces, me lo cuentas. Yo estoy tentadísima, eh. Como las cosas van como van, al menos que los responsables de personal se entretengan a nuestra salud 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s