CMYNM: Día 36 (totum revolutum)


Aquí me tenéis, 3.35 de la mañana, domingo, teniendo que trabajar mañana y actualizando el blog. No podéis imaginar cómo he disparatado el horario de sueño esta noche. La noche del viernes al sábado rompí la cama de tanto dormir y, de paso, batí un récord personal… ¡12 horas de sueño, señoras y señores! la noche del sábado al domingo “sólo” he dormido seis, aunque me siento completamente descansada. Ahora, como os digo, 3.35 y me encuentro tremendamente despejada. A las 4 me iré a la camita, como muy tarde, así que no podré extenderme demasiado. Lo veo venir, como el lunes es el día del grupo de los seis alumnos de inglés, la mañana me la voy a pasar sopa, porque necesitaré estar despejada para impartir clase a las 5 de la tarde.¡Ay!.

La clase del viernes sirvió para demostrar que la gente esta no tiene palabra. Recordáis que esperábamos los materiales ¿verdad? Pues no llegaron y debían haber llegado. Y mi compi y yo estamos tan cabreadas por tanta desidia organizativa, que ya nos pasamos el rato mano sobre mano. Como sería la cosa que ya nos sentamos a hablar y, en estas, me propuso la chavala, ni corta ni perezosa, que me lleve las cartas del Tarot al aula. Ahí. Educación para las Artes Oscuras, que por algo está de moda Harry Potter. La cosa es que tengo perdidas las instrucciones, pero como me sé muchas de memoria, aunque sea una tiradilla con los arcanos mayores le podré hacer, ya veremos.

Lo más gracioso es que la idea nos la dio una alumna, esa de la que he comentado alguna vez que por su condición de joven bailarina apunta a una anorexia cuando todavía no es ni pre-adolescente, porque la están haciendo obsesionarse con su peso. El caso es que llegó contándonos que sabe leer las manos e intentó leérmelas. Chorradillas, por supuesto, pero ya provocó que mi compi y yo habláramos de ciertas habilidades extracurriculares. Es curioso que siendo lo del Tarot algo tan accesorio en mi vida, haya merecido ya tantas entradas en mi blog.

La verdad es que es una gran vía para conocer a la gente porque acaba saliendo toda la vida del interlocutor a colación. Normalmente las echo por amistad, pero como os conté, a propósito de mi experiencia como profesora de español, también le he dado el uso estratégico de ayudarme a crear vínculos con otros.

Otro detalle gracioso es que el rubito merecería ser apodado “Paquito el chocolatero”, volvió a traer provisiones para todos los presentes. Fijaos lo que es el refuerzo positivo, como le fue tan valorado el gesto, en uno de los días anteriores trajo piruletas y el viernes volvió a repetir con lo de los churros. Va a ser verdad que es más efectivo que el castigo.

Por la tarde, estuve comiendo con la polaca. Tocaba clase de español. Creo que una de las cosas más divertidas que puedes hacer con un guiri de la Europa del Este es llevártelo a comer navajas. ¡No saben ni por dónde! La clase se le hizo amena, tapeo, paseo y bastantes chistes y frases hechas. Luego hasta me dio las gracias. Yo le dije, y así lo siento, que viéndola a ella sola en España pienso en mí cuando, de aquí a unos meses, me encuentre en Dublín, deseando que haya quien quiera echarme una mano. Intento ganarme un karma a favor, supongo, más allá de que tampoco me considero mala gente. La vida sería mucho más sencilla si todos nos tratáramos bien unos a otros.

Finalmente tuve una clase particular, la del jueves, que la pasé al viernes para poder dedicar el jueves a hacer deberes de inglés, que me estaban saturando. Fue una clase mezcla entre clase de geografía -relieve español- y clase de informática, porque la estuve enseñando a hacer mapas conceptuales con el programa gratuito CMAP TOOLS que aprovecho para recomendar.

Y así llegué. A romper la cama. 12 horas.

Y me han dado las 4.16. ¡A dormir, Sil!

Mañana más.

PD: Novedad, a partir de la próxima semana, todos los miércoles por la mañana andaré “voluntarieando” en Cruz Roja. Ya os comentaré sobre ello más detenidamente.

¡Nos leemos!

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Anecdotario de una profesora particular, Cómo madrugar y no morir, Mi experiencia con el FIRST y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CMYNM: Día 36 (totum revolutum)

  1. jairo dijo:

    Silvia yo me pasa al reves , no paro en la cama más de 7 horas, 12 me parece una exageracion jijijiji, normal que no tuvieras más sueño chikilla, en fin bueno este fin de te vienes pa Murcia ya me lo habia dicho Fani, asi que na si quieres que preparemos algo ya sabes pide sin problemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s