Cruz Roja (2) Silvia María- Dentista por un día+ Monumento


¿Qué tal ese sábado-sabadete?

Yo flipándolo, pero ya os contaré el por qué al final de esta entrada. Antes os quiero comentar qué ocurrió ayer durante la impartición de aquel taller de salud buco-dental que estaba preparando.

No recuerdo si lo expliqué o no, pero debí elaborarlo con poco margen de tiempo. Para facilitarme la tarea, mi coordinadora diseñó un Power Point en el que constaban las principales enfermedades bucodentales que podemos tener y a mí sólo me correspondía añadir un gráfico que incluyera las diferentes partes de la boca y las instrucciones precisas para mantener una adecuada higiene; lo que viene a resumirse en cómo usar el cepillo, cómo aplicar la seda dental y cómo utilizar un colutorio o enjuague bucal.

Me tocaba enfrentarme a unas cuantas incógnitas, a destacar:

  • ¿A cuántos alumnos me dirigiría?
  • ¿De qué nacionalidades?
  • ¿Sabrían o no hablar mi idioma?
  • En caso de no saber: ¿qué segundo idioma sabrían hablar?
  • ¿Iría sola o habría más voluntarios para ayudarme?

En fin, hay que aprender a echarle valor a la vida y parece que una está aprendiendo a resolver situaciones imprevistas a base de ponerse a ello.

Cuando llegué había poco más de 20 personas, la mayoría varones de origen marroquí, aunque también había una mujer procedente de Europa del Este. Contaba con aula y con pizarra – era una escuela para adultos- y tres personas más para apoyarme: la maestra habitual de ellos, que no tenía ni idea del rollo pero ahí estaba, otro maestro que iba con otro grupo que se nos agregó y que se dedicó a mirarnos y el chaval que me llevó (yo soy así de divina, por la falta de carné necesito conductor) y al que le debo que me salvara el culo en un par de ocasiones.

Ese chico da clase de español a inmigrantes – sí, lo que hacía yo hace unos meses- aunque no tiene nada que ver con la docencia, es agricultor. Un tipo majo, sencillo, a pesar de que me pegó un buen susto por esas carreteras. Toca explicar que en los alrededores de Cabo de Gata hay una zona llena de invernaderos (sólo de invernaderos) y de caminos de tierra y, de noche, bajo la lluvia, forman el típico escenario en el que una piensa “si me pillara andando por aquí sola, cualquiera me mata, pone mis tripas en un florero, y aquí no se entera ni Chuck Norris”. 

Cuando se lo comenté, el tipo se dobló de risa y comentó: “¡Pero mujer! ¡Si aquí somos todos vecinos!”.

Ha de ser el lado literario, que me pierde.

Pero a lo que iba, la mayor sorpresa cuando llegué fue descubrir que la simpática de mi coordinadora había anunciado a todo el mundo que iría a dar el taller UN DENTISTA.

Mirad qué bonito dilema se me planteó:

  • Dejar en evidencia a Cruz Roja y anunciar que estaban ante una maestra y un agricultor.
  • Cubrirle el culo a mi coordinadora, no decir nada, y exponernos a quedar en ridículo nosotros si había preguntas que superaban nuestra capacidad, más considerando que al no tener ni el ordenador ni las fotocopias que ella me prometió (esa es otra, me prometió material impreso y tampoco me lo dio) nos iba a tocar hablar ante todo DE CABEZA, especialmente a mí, aunque el otro apoyara.

¿Qué creéis que hice?

Sí, soy idiota, le cubrí las espaldas a mi coordinadora y me lancé a hablar de lo que recordaba, pidiendo la inspiración divina, porque a veces hace falta.

El caso es que fui capaz de hablar, aunque terminé muy pronto. Tal y como me temía los marroquíes saben qué tienen que hacer a grandes rasgos para lavarse los dientes, sus dudas no son muy distintas de las que podría tener un español. Lo bueno es que me encontré con que allí la mayoría tenían un nivel de español muy alto y entendían todo casi a la perfección. Me llegan a poner a dar ese taller en inglés y ahí sí que habría acabado muriendo del bochorno ante toda la concurrencia.

Pero claro, tras la explicación vinieron preguntas que iban aumentando en nivel de dificultad, de más abordables a menos abordables, por ejemplo:

  • ¿Con qué frecuencia hay que cambiar de cepillo de dientes?
  • ¿Qué marca de dentífrico recomiendas para dientes sensibles?
  • ¿Qué tipo de enfermedades, además de la caries, la gingivitis y la periodontitis (no confundir con la peridonitis) puede ocasionar la falta de higiene dental? ¿Puede afectar la infección al resto de tu cara?
  • Si te matan un nervio ¿conservas el diente para siempre o al final lo acabas perdiendo?
  • ¿Y qué pasa si deben ponerte un puente dental y los dientes que hay alrededor del puente tienen los nervios muertos?

Ya con la última me dieron ganas de arrojarme por un puente – sí, de los de nervios muertos, je- . Las anteriores las fuimos capeando entre el otro voluntario y yo – me sorprendió el agricultor con sus conocimientos sobre salud dental, considerando que él no se había preparado nada-  y, por suerte, las últimas llegaron cuando nos pusimos a repartir bolsitas con cepillo de dientes, pasta, seda dental y colutorio  mientras, a la vez, nos iban sacando fotos. De ese modo pude permitirme el lujo de decirle a la rusa  – sí, esa era la que me hacía las preguntas más complicadas sobre salud dental- “creo que tienes muchos problemas, ve al dentista, que es quien mejor puede orientarte”.

A un tris de decirle “Ya me he hecho la dentista bastante por hoy ¡carajo!”. ¡Cómo me presionaba la cabrona! aunque sin mala intención.

El otro momento borde lo tuve cuando me puse a hablar con uno de los profesores, al que vi DESPOTRICANDO SOBRE LA FALTA DE MATERIALES y, ya que le tomé por voluntario, le comenté que yo ejercí la enseñanza del español el condiciones peores. Sólo tenéis que leer la sección “La chica de la Cruz Roja”, en especial los primeros capítulos, para recordarlas… pero al final no era voluntario, era funcionario de carrera (si esto fuera posible, diría que me lo dijo EN NEGRITA) y aprovechó para restregarme su condición y preguntarme que qué estaba haciendo que no me presentaba a las oposiciones. Me justifiqué torpemente ya que todavía hoy me siento culpable a ratos por no presentarme, pero como bien me dijo un amigo, debería haberle dicho “mira, tengo un blog con cientos de lectores en el que lo explico, échale un ojo y lo entenderás”. En fin. De gente prepotente está el mundo lleno.

En resumen: Salí de Almería a las 7.30. Llegué a las 9.45. Algo más de dos horas. Sumadas a las siete del otro día son alrededor de nueve horas. Bueno es tenerlo en cuenta, porque nadie me ha dado nada para firmar esas horas y siempre me son interesantes para añadir a mi apartado de experiencia profesional. ¡Hay que estar al loro!

Apartado especial: ¿Por qué estoy flipando hoy?

Como todos sabéis, hoy es sábado. Los que tenemos blog estamos acostumbrados a observar un fenómeno: la gente entra menos en las noches del viernes al sábado y del sábado al domingo. Es lógico, al ser fin de semana, la gente aprovecha para salir de marcha. Por tanto, que la actividad creciera en lugar de disminuir en estas noches ya sería motivo, de por si, para sorprenderse.

Pero no es que mi actividad haya aumentado, es que se ha multiplicado salvajemente.

En días flojos suelo tener una media de 30-60 visitas. En días fuertes, me muevo entre las 80-110. Mi récord andaba en unas 120 visitas.

Hoy, nada más despertar y ver mi blog me encontré con 250 visitas. Las visitas comienzan a sumarse a la 1 am, así que la mayor parte de las visitas que recibí, debieron darse de madrugada o por la mañana temprano, considerando que yo me desperté sobre las 12.

Encima no es que alguna entrada haya atraído especial atención, al contrario, las visitas se dispersan entre entradas antiguas y nuevas. Tampoco puedo considerar la hipótesis “elecciones” porque no han sido las entradas referidas al 15-M las que más visitas han recibido. De hecho, han pasado bastante desapercibidas.

Digamos que es todo un X-Blog-Files.

Finalmente me quedé con dos hipótesis:

  • Me ha salido un fan compulsivo que ha decidido leerse todo mi blog en 24 horas.
  • Tiene que ver con el “20 blogs”, el concurso de “20 minutos”.

Según voy investigando, parece que hay otros blogs que han experimentado un incremento de lecturas semejante, así que, si tiene que ver con el concurso, se abren otras hipótesis, ya que el concurso en sí no ha empezado, estamos en plena fase de inscripción, lo que descarta que la gente ande preparando ya sus votos:

  • ¿Será el jurado, que anda leyendo blogs para validarlos?
  • ¿O será que alguien, de sorpresa, nos está haciendo propaganda?

Pero ¡a qué tanto comerse el coco! Es más importante que quien haya venido disfrute la estancia y vuelva y, ya que este espacio está más concurrido hoy que una verbena, es la mejor oportunidad de darlos las GRACIAS poniendo un monumento AL LECTOR DESCONOCIDO.

Aquí lo tenéis:

Monumento

AL LECTOR DESCONOCIDO

Y ahora, vídeo triunfal, para ponernos las pilas. Este chico tiene un talento que no veas, le descubrí hoy de casualidad y no paro de escuchar esta canción:

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en La chica de la Cruz Roja y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cruz Roja (2) Silvia María- Dentista por un día+ Monumento

  1. raphaela dijo:

    Como siempre, lo he pasado bien leyéndote. Una sugerencia, que no sé si es lo mejor pero sí es lo mejor en mi opinión: nunca cubras espaldas ajenas y no lo hagas faltando a la verdad y menos con inocentes. Si esta señora te hubiera dado el material, hubiera acordado contigo el hacerte pasar por dentista y te hubiera dado unamuy buena razón para ello… en tus manos estaba. No hubiera yo compartido la decisión de aceptar el engaño pero lo hubiera entendido. Siendo que ni te lo dijo, ni lo hizo con tu autorización y encima no te mandó el material, perdona… pero has sido idiota útil, funcional a las necesiddes de cualquiera menos de las tuyas. Y si en algo te hubieras beneficiado, seguro no es tanto a como te has perjudicado, porque no creas que uno puede engañar así nomás, eh? La gente, aun la pobre e ignorante, no es tonta.

    • vengatriz dijo:

      No he sido yo quien les tomó por tontos. A lo que sabía, contesté. Menos mal que me tomé la molestia de estudiar. A lo que no sabía, como ves, les remití al especialista. Por otro lado, no es tan fácil llegar y decir “os han engañado”, eso tiene consecuencias. Todavía tengo un curso pendiente con ellos que tengo que costear y me lo estoy costeando trabajando “voluntariamente”, sigo comprometida hasta junio y no me conviene que me echen… pero ni dudes que le voy a dejar caer el comentario a mi coordinadora, porque merece un rapapolvo, por no decir otra cosa más fuerte.

  2. Canusca dijo:

    Hola vengatriz estoy por escribir cuando me acuerdo de tu blog y aprovechando que el día por aquí (argentina) refrescó estoy con buena energía para leerte y reírme de tus ocurrencias. Te darás cuenta que hace 1 mes aprox que no escribo nada en mi blog y es que el teatro ha empezado a dar muchas funciones así que me va tomar un tiempo actualizarme de tus entradas y felicidades por tus 310 visitas.

    • vengatriz dijo:

      ¡Hola, cuánto tiempo! Sí, he notado que no actualizabas, aunque no eres de mucho actualizar, entiendo que andas fatal de tiempo. Lo de mis 310 visitas fue un fenómeno paranormal que ya se ha normalizado,pero de vez en cuando está bien que ocurran estas cosas, animan a seguir,aunque yo sé que tengo mi grupito de leales que me pasan a leer siempre que pueden…en suma, aunque tenga ambición, no me puedo quejar 🙂

      Espero que tengas mucho éxito con tus representaciones.Si intentas leer todo lo que he escrito en los últimos tiempos te va a dar un tabardillo XD porque actualizo con bastante frecuencia 🙂

      Comentario anecdótico: Tu comentario ha sido el número 1400 de mi blog 😀 no sé qué tienen los números redondos, que siempre son ás impactantes.

      Muchas gracias por tu felicitación y por seguir ahí.

      ¡Nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s