CMYNM (143-146) Seguimos de capa caída+Anécdotas de clases particulares


Seguimos de capa caída con el virus o lo que sea esto. Me está dedicando más constancia que un amante. Incluso me permití el lujo de contagiar a mi hermano, darle tiempo a que se curara, dar una falsa imagen de recuperación para, el sábado, recaer otra vez (¿?). Creo que no es médicamente posible auto-re-contagiarse, por lo que me dicen los amigos (todos guardamos un médico interior que lucha por salir) que probablemente la sinusitis que estoy arrastrando se deba a que esto se me ha complicado con la alergia.

Como comprenderéis, esto de sentirse mal quita tiempo y energías: ni resolví lo del teléfono móvil ni me dediqué a pegar carteles para pescar niños en verano – ya sabéis, la clásica cosecha de calabazas de junio que espera su redención en septiembre-.

Al menos no me he vuelto a quedar dormida, y eso que con los mocos que tengo no estoy descansando demasiado bien. Esta criatura me sigue llamando por las mañanas, pero al menos ha dejado de atormentarme a diario recordándome lo mal que lo pasó el día que me quedé dormida. Sin embargo, se pasó casi toda la semana pasada más pendiente de su portátil y de su wassap que del trabajo en el aula y, como regañarla ante los niños está feo (yo sí que tengo esa consideración, no como otras) estaba ya considerando la posibilidad de traerme al aula mi portátil para que vea qué es lo que sucede si ambas decidimos rascarnos el ojal a dos manitas.

Os sorprenderá saber que hemos pasado del asunto de las bolsas de basura… y os sorprenderá porque quienes estáis leyendo esto desde el principio sabéis qué larga ha sido la bronca con estas arpías del comedor, pero creo que ya no tenemos ganas de más lío, estamos acusando el cansancio. Sin embargo, me da pena desperdiciar la idea tan valiosa que me dio sickofhell, así que lo mínimo es compartirla por aquí. Él me propuso pedir al director un rollo de bolsas de basura, desenrrollarlo y realizar cortes discretos bolsa por bolsa de tal manera que, al volverlo a enrollar, no se note nada de nada. ¿Con qué intención? Pues, partiendo de que sabemos que nuestras queridas compañeras nos las van a robar, que se encuentren con una agradable sorpresa cuando usen una de ellas. Con un poco de suerte, su hurto les podría costar tener que fregar el suelo o recoger desperdicios que ya habían recogido; quizá de ese modo aprenderían a respetar los recursos ajenos.

Mientras tanto nosotras, por supuesto, usaríamos las bolsas de basura de nuestras casas si hace falta.

¡Lo que es tener la idea, la maldad y que nos falten las ganas!

En cuanto a los niños, la anécdota significativa del día la protagonizó una niña que tiene nombre de diosa romana. Esa niña está en quinto y siempre va con su portátil de Guadalinfo haciendo de DJ de la clase con su música disco y reaggeton. Hace tiempo que a mi compi y a mí nos sorprende que esta niña esté tan informada musicalmente de lo que suena ahora mismo en los garitos, así que hoy, espontáneamente, nos pusimos a meterle la sonda. Así supimos que la música que suena en su portátil se la ha pasado su madre y, aquí lo más fuerte, que su madre tiene treinta años y su padre veintinueve.

Nos hemos quedado heladas al darnos cuenta de que nuestros alumnos del aula matinal podrían ser nuestros hijos, más allá de que ahora sea extraordinario que una joven de veinte años y un chico de diecinueve se animen a ser padres.

También supimos que el padre de la chica trabaja el tomate y que está a punto de quedarse sin empleo y sin indemnización, porque parece que no quieren pagársela, aunque es obvio que la niña no puede dar demasiados detalles; sólo que la madre está desesperada y amenaza con sacarle los ojos a quien sea para que su marido no salga de su empresa con una mano delante y otra detrás.

Esto nos hizo pensar en nuestro propio contrato. Terminaré el día 21. No sé si tengo derecho a indemnización alguna (es de obra y servicio) pero se supone que al menos debo cobrar algún tipo de finiquito. Y a todo esto, debería ir ya preparando las firmas de la “asistencia” (¿recordáis que jamás llegamos a fichar con el móvil?) y debería volver a insistir a mi jefe acerca de la conveniencia de poder firmar la modificación de mi contrato – con mi apellido corregido- más que nada porque va a acabar el curso y en mis papeles sigue estando escrito lo de FERNÁNDEZ por HERNÁNDEZ.

Pero hoy si algo me ha impactado no ha sido las últimas clases en el aula matinal, sino la última conversación que he tenido con mis alumnas de los lunes. Pongamos que una es “A” (la hija de mi contacto en Cruz Roja), la otra es “P” y la otra es “E”. Atención:

E: Yo no tengo claro lo que quiero hacer de mayor, probablemente Relaciones Públicas. A mi madre no le gusta, pero mi padre estudió empresariales y no le parece mal, aunque dice que para poder trabajar en eso tendré que trasladarme a una ciudad grande.

P: ¡Pero yo no quiero irme de Almería!

A: ¡Yo tampoco!

Silvia (yo misma): ¿Y a vosotras qué os gustaría hacer?

Las dos dicen que no lo saben y que, aunque saben qué asignaturas se les pueden dar bien, no tienen claro cuál es su favorita o a qué se quieren dedicar.

Silvia (repetimos): Bueno, hay otro modo de verlo. Pensad en vuestra personalidad. ¿Queréis trabajar solas o en equipo? ¿Queréis trabajar para la gente o para vosotras? ¿Queréis un trabajo que implique una oposición o sin ella? ¿Queréis trabajar aquí o fuera? ¿Queréis viajar o queréis estar siempre en un mismo lugar?… estas y otras preguntas también pueden ayudar.

E: ¡Yo lo que quiero es ganar mucho dinero!

P: ¡Y yo quiero trabajar con gente, por supuesto!

E (con guasa):¡Ja! ¡Anda que cuando te diga el motivo!

Silvia: ¿Cuál es el motivo?

P: ¡Pues que quiero poder comprarme mucha ropa! Si mi trabajo es de atender a la gente, tendré que ir guapa ¿no?

E: ¿Y cómo te vas a pagar esa ropa?

P: Digo yo que la pagará la empresa ¿no?

Silvia: ¿Y tú, A? Estás muy callada ¿a ti qué te gusta?

E: ¡Yo a ella la veo de maestra!

A: ¿De maestra? ¡Ni loca! ¡Cobran muy poco!

En este momento Silvia, sin poderlo remediar, empieza a reír a carcajada limpia.

E (mirándome extrañada): ¡Que nadie diga que mis maestras de instituto cobran mal!

Yo: Vamos a ver, en primaria cobrarán alrededor de 1200 € y en secundaria sobre 1400 €. Se vive bien suponiendo que saques las oposiciones, pero no son precisamente fáciles, y ahora menos. En cuanto a sueldo no es gran cosa, aunque comparado con lo que hay da seguridad. Un camarero puede cobrar perfectamente 1200 € pero no perdáis de vista que su horario es más duro y que pasan todo el día de pie. ¿Por qué la ves de maestra?

E: Por las asignaturas que le gustan.

Yo: Pues que sepas que al menos da más de comer ser maestro que filósofo o historiador; lo interesante del magisterio es que a las malas, si no te sale nada, puedes montar un negocio, trabajar por libre o ser contratado como profesor en un concertado o monitor de determinadas actividades: aulas matinales, comedores, actividades extraescolares… así que, después de todo, no está tan mal.

A: Yo lo que no quiero es trabajar en lo que hace mi madre (Cruz Roja). Paso de enfermos, minusválidos, ancianos e inmigrantes… ¡por favor, no se lo digas! Mira que una vez mi madre me contó que un inmigrante se cagó en una de las duchas… ¿Tú qué hacías en Cruz Roja?

Yo: Daba clases de español a inmigrantes.

A: ¿Pero como voluntaria, no? La verdad es que me da la sensación de que el trabajo verdaderamente chungo lo hacen los voluntarios, porque mi madre tampoco trabaja directamente con esa gente…

Yo: Sí,claro.

A: ¿Y por qué te metiste ahí?

Yo: Porque había hecho un curso de profesora de español para extranjeros y quería tener experiencia y practicar lo aprendido… pero ¿sabéis? Me divertí.

E: ¡Anda ya! ¡Yo paso de esa gente! ¡Sólo traen problemas o enfermedades!

A: Yo igual tengo suerte y trabajo en Cruz Roja; mi madre y mi padre trabajan ahí, pero lo que quiero es entrar de telefonista, nada de trabajo con la gente, si me va mal en la vida, tengo a los dos dentro y me pueden meter….

Y aquí quedó la conversación, porque nos colamos unos minutos y tocaba dar clase a los dos pequeños, hermanos de dos de las que figuraban en esta conversación.

Podría comentar esta conversación, pero quiero que lo hagáis vosotros. En mi opinión, es interesante, sustanciosa.

¡Os espero!

 

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Anecdotario de una profesora particular, Cómo madrugar y no morir y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a CMYNM (143-146) Seguimos de capa caída+Anécdotas de clases particulares

  1. Javier Frutos dijo:

    Muy interesante todo, si el contrato finaliza legalmente, porque se acaba la obra y servicio y no porque te echen, no tienes ninguna indemnización, pero si que tienes finiquito, aunque no será mucho si el contrato no era muy largo

  2. Mery dijo:

    Eso venía a decir yo, que finiquito siempre hay, supone rendir cuentas y zanjar la relación laboral, la indemnizacion es otro asunto. En cuanto a los niños… Miedito me da que a esas edades vean a los inmigrantes como apestados y a los profes como muertos de hambre!

    • vengatriz dijo:

      ¿Y lo que se nota eso de “en casa del herrero, cuchara de palo”? La que más racista resultaba era la hija de la técnico de Cruz Roja y, sin embargo, pretende ser enchufada allí, a ser posible trabajando lo mínimo 😉

  3. saravasti dijo:

    A esas niñas les vendría bien conocer algo de mundo. Que dejen de estudiar que estudiar para nada de poco sirve; a FP, a trabajar o a estudiar, hasta que encuentren algo que de verdad les resulte interesante y en lo que de verdad sean buenas.

    PD: ¿Cobrar poco? ¿Un profesor? ¿Tus niñas saben lo que cobra la gente de media? Vale que el sueldo base no es para tirar cohetes, pero un puesto de profe en un cole público es un trabajo para siempre, y acumulando trienios y sexenios no se vive precisamente mal.

    • vengatriz dijo:

      Pues estoy totalmente de acuerdo contigo. Ya no se cobran los sueldos que se cobraban. Antes un maestro era el hazmerreír de un comercial; ahora es un pueto envidiado, aunque eso sí, como les dije a ellas, se vive muy bien si sacas la oposición, si no la sacas, el resto de curro que hay es un poco mierda, pero tiene la ventaja inigualable de que incluso cuando no eres funcionario, puedes ir sacando dinero de la enseñanza.

      Me parece muy triste ver a estas adolescentes sin ninguna vocación y con esa imagen de la vida.

  4. jairo dijo:

    Que grande la conversacion, joer como viene la juventud, en fin se reafirmaa más mi teoría que la juventud cada vez lo tiene menos claro, me quedo con lo de ganar mucho dinero, comprar ropa (eso es por la educacion capitalista que tenemos) y lo de si sale mal me meten mis padres jijijijiji eso suena a táafico de influencias, y seguro que lo curioso silvia es que lo decían con total naturalidad.
    en fin ponte bien pronto 😉

  5. lgante dijo:

    ¡Pero que bien dialogada está la conversación! Vamos, que parecía “El Jarama”, de Ferlosio, tan coloquial. Y sobre todo tan real. Porque es así, las generaciones que vienen están interesadas sobre todo por el dinero. Puede que, viendo cómo está el panorama actual, resulte bastante lógico porque hay familias que lo están pasando muy mal y los chavales son testigos de todo eso y se dan cuenta. Sin embargo, pese a ver esas necesidades tan de cerca, no valoran lo que valen las cosas y hablan de salarios altos o bajos sin tener noción. Por cierto, Silvia, creo que te has quedado muy corta en lo que cobran un maestro o un profesor con oposición sacada, que, por si las moscas, no es mi caso : ( .
    ¡Y que te mejores de una vez por todas!

    • vengatriz dijo:

      Como dice Saravasti, es verdad que luego hay que valorar complementos, trienios y sexenios, y que no es lo mismo un interino que un funcionario. Pero incluso valorando a la baja, las condiciones de trabajo son buenas y el sueldo, dado lo que hay ahora, es bastante decente. A la larga, todo se valora por comparación.

      La charla es más real que mi famosa sinusitis xDDD y la recuerdo con mucha fidelidad (ponle un 90%) por lo impactada que me dejó.

      ¡Gracias, un abrazo!

      PD: Estas crías no viven mal precisamente. Tienen todas móviles de última generación, se van de excursión con el colegio a Londres, una de ellas tiene un IPAD, las casas son enormes (aunque,eso sí, viven en las afueras, eso las hará más baratas)… pero vamos, que están mejor que yo 😀

  6. jjjj, que fuerte toda la conversación jjjj. A ver, pelas te corresponden por ley, te pongan Fernandez, Hernandez o García, La conversación con las adolescentes, da para pensar, pero por desgracia, ¿qué vas a esperar? la mayoría quiere entrar a gran hermano, tiene de ídolo a la Esteban o La Lore de Aida, que menos mal, que no son todos, pero es cómo siempre, a los que hacen más ruido, se les oye más y la niña de la cruz roja, pufff, jjjjj, hombre, yo soy voluntaria desde hace 20 años en Transporte y emergencias, o sea, con la ambulancia, aunque he estado en todos los departamentos y ahora mi hijo de 5 añitos, dice que quiere ser cómo nosotros (su padre también ha sido voluntario) de momento, creo que lo hemos hecho bien, pero miedo me da la adolescencia jjjjjjjjjjjjjjjjjjj

    • vengatriz dijo:

      ¡Normal! La adolescencia es de temer. Supongo que a estas chiquillas lo que les falta es cuajar, como a la mayonesa. Hace poco hablaba con una amiga de que en cierto modo existen dos adolescencias: una profunda e idealista y otra que es radicalmente opuesta, superficial, pero con los años y las experiencias de la vida ambas tienden a equilibrarse, los primeros se vuelven más pragmáticos y los otros, más profundos. Es una óptica bastante optimista, porque la verdad es que sería triste pensar que estas niñas van a ser así y no tienen remedio 🙂

  7. Marta dijo:

    Un Fortasec???? Xdxdxd Lo de las bolsas de la basura buenísimo!!! Yo lo haría sin dudarlo…Cámbiate el apellido pero ya!!!! Y la conversación… Pues unas risas… Los niños son tremendisimos… Nunca se saben por donde pueden tirar… Hasta mi niña de 3 años habla por teléfono con un amigo llamado guisante… Y bueno tiene dos fases una la que habla sin saber que la escucho y otra cuando descubre que la estoy observando son lindisimos… E inteligentes un rato.

    • vengatriz dijo:

      Je xD ahora mismo mi desayuno se compone de: antibiótico+mucolítico+jarabe+café con leche y sacarina. ¡Será por porquerías! 🙂 Muy graciosa tu nena con lo del amigo guisante.

  8. natalia dijo:

    Jajajaja, yo tenía un alumno que no parecía tonto hasta que me dijo que de mayor quería ser como BERLUSCOCNI, para tener mucho dinero y estar de fiesta en fiesta rodeado de tías buenas. Dioooos!!!Vaya referencia.
    Siento haber estado tan desconectada este tiempo. Una vez “superado” el shock que me supuso el bloqueo de las opos, me salió un currillo en madrid que nada tiene que ver con lo que he estudiado ni con lo que quiero hacer, pero que me permite volver a ser mil eurista!!! Me había olvidado que era eso. Espero que me dure hasta que pueda trabajar de profe o en algo relacionado con el arte/cultura :). Empecé el jueves pasado y estoy aterrada por si no paso el mes de prueba. Es también por obra y servicio así que me pueden largar cuando quieran, y lo del finiquito…creo que cobrarás lo de las vacaciones y días libres no disfrutados, digo yo!!
    Sigo con la idea de empezar un blog! A ver si me pongo ya de una vez….Ahora creo que es un buen momento. 🙂
    Muchos besos!!

    • vengatriz dijo:

      No te preocupes, Natalia. Ya me imaginaba que algún asunto vital te tenía “abducida” 😀 ¡Me alegra que tengas nuevo trabajo! Ojalá pases el mes de prueba. Fíjate lo que es la vida, que por un lado te quitó la opo y por el otro te dio un trabajo. Sé que lo mejor es pertenecer al funcionariado, pero mira… hay mucha gente que no consigue superar los 500-600 euros mensuales. ¿Recuerdas el tiempo en el que el mileurista era un desgraciado de la vida? Pues ahora, ya sabes, el mileurista es afortunado.

      Ya os contaré cómo va el tema este, al ser mi primer contrato soy novata total,pero una o se espabila o le dan palos, ya sabéis.

      ¡Besotes! ¡A ver cuándo te abres ese blog! :)))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s