CMYNM (155-159): Mi estrés se multiplica


Mi estrés se multiplica. Esta semana me resulta casi imposible de resumir, aunque habrá quien me diga con retintín “Mira, Sil, que lo tuyo no es resumir, más bien es explayarte y, sobre todo, retorcer hasta el infinito las cosas sencillas”. Tendrá razón, pero hoy necesitaría resumir. Quizá deba alterar un poco mi costumbre y comenzar a narrar las cosas en orden inverso.

Hoy es sábado. Bueno, realmente es domingo. Altas horas de la madrugada, y aquí me tenéis, intentando enlazar unas letras con otras en mi espacio, cuando debería llevar en brazos de Morfeo un rato largo. En principio, esta no es una actitud que sorprenda mucho, porque sabéis que, ya que me toca ser un soldado en lo que a dormir se refiere durante la semana, cuando llegan los findes me despendolo y tiendo a sacar mi verdadera naturaleza, que es la de trasnochadora tenaz. Incluso podrías pensar que he salido de noche, que es lo que pegaría un día como hoy, pero no salgo de marcha desde el primer finde de mayo, cuando fui a ver a mis ex compañeros de residencia a Granada.

El motivo por el que estoy aquí es porque hoy pasé diez horas encerrada, dedicándome a ayudar a mi hermano con una cantidad descomunal de deberes de “Tecnología”. Conste que no es que yo le hiciera los deberes, sino que los repartimos por la mitad, y nos propusimos que ninguno de los dos abandonaría el dormitorio hasta que termináramos. Así pasaron 10 horas en las que sólo salimos para comer (una vez) y para ir al baño.

Ayer fue un día también muy pesado (aunque el de hoy fuera peor) ya que nos tocó dedicar en un plan parecido cinco horas a la tarea de “Matemáticas”, y mañana, hasta donde yo sé, toca centrarse en “Ciudadanía”. El por qué de la acumulación de tantos deberes daría para un post entero. Valga como resumen que a mi hermano los estudios se le dan regular y que padece a algunos profesores que no es que desborden pedagogía por las orejas. Si a esto le añadimos que mi hermano tiende a desmoralizarse y a partir de que, como va a suspender, abandona todo… ahí tenéis el germen del desastre.

Un finde así como para descansar de los agobios de la semana, pero vamos, estamos en junio y es lo que toca: exámenes y entrega de trabajos, aunque a todo esto ya he perdido a parte de mi alumnado: los dos de doce años a los que les daba clase los lunes ya no tienen más exámenes y, como es lógico, ya han dejado de necesitarme, con la consiguiente merma para las arcas.

Por suerte, lo que no me están faltando estos días son curritos de negra académica. Por esa razón, en realidad no es que esté trasnochando sólo hoy, llevo una semana entera trasnochando y maldurmiendo según puedo, por raticos, una horica por allí, dos horicas por allá… pero intento coger todo el dinero que sea capaz de cara al verano porque, aunque espero coger niños de la cosecha de supensos, no creo que mis ingresos se igualen a los que tengo ahora mismo.

Al menos, he decir una buena noticia. A principios de la semana pasada me encontré a mi jefe por la calle y me comentó que tanto él como el director de nuestro colegio estaba contento con nuestro trabajo y que, salvo desastres, en septiembre ambas seremos renovadas y estaremos en el mismo lugar... lo que me da cierta tranquilidad (aunque sea una mierda lo que cobro, es MI mierda y, además, una mierda muy querida) hasta el punto de sentirme un poquito culpable de todas las veces que les he criticado.

No os preocupéis. ¡Este sentimiento de culpa se me pasará pronto!

Pese a todo, mi deseo de emanciparme sigue ahí. Obvio, no deseo abandonar a mi madre, ahora la idea no es irme a otra ciudad, sino encontrar algo en la mía que me permita cumplir mis deber de hija pero autofinanciarme. Vivo en una ciudad pequeña, pero prefiero pensar que no es imposible. Os podréis imaginar mi entusiasmo cuando una amiga me dijo que disponía de un local y que si quería participar con ella en un proyecto de escuela de verano. El problema es plantearlo con apenas dos semanas para hacer todos los trámites, a destacar: redactar el proyecto en menos de una semana. Pensad que la propuesta me llegó el martes y que el proyecto debía estar acabado para este domingo. Pensad también que no es en Almería capital sino en un pueblo, que yo no tengo coche ni quien me lleve, así que toca llegar a primera hora y en autocar…

Yo iba a cogerlo de todos modos, en serio. Incluso a costa de renunciar a unas vacaciones en julio que ya había pagado y, creedme, 135 € a alguien con mis ingresos le duelen. Además, sólo pensar en el esfuerzo que me supone, lo mal que estoy de tiempo ahora mismo, los madrugones, el transporte, la sensación de no ir a descansar nada (ya que en septiembre, tras terminar la escuela de verano,me tocaba andar incorporándome al otro puesto) y…. en fin, cómo obviarlo, la presión doméstica, también andamos llevando la casa entre mi hermana y yo, de tal manera que se puede decir que aunque parezca que no hago nada nunca paro… tomar ese riesgo para que luego pueda salir mal o que no sea lo suficientemente lucrativo como para amortizar el desgaste que yo iba a tener es más frustrante que otra cosa y no todo es el dinero en esta vida, por más que tantos se propongan darnos a entender lo contrario.

Sin embargo, tardé en verlo. Tuve que despertar el jueves con 38 de fiebre, vómitos y diarrea (sí señores ¡otro virus!) para darme cuenta de lo fuerte que andaba protestando mi cuerpo sólo de pensar en recibir esa otra carga.

Así que he rechazado formar parte de ese proyecto y os justo que me sentí mejor y que superé aquellos síntomas muy rápido, en cuanto lo hice. Eso no indica que yo no quiera trabajar este verano, pero sólo quiero coger niños, que al menos tiene de bueno la flexibilidad horaria, con la que evito madrugones salvajes como los que he sufrido durante ya diez meses, me puedo organizar para tener días libres y, detalle, soy mi propia jefa.

Repetidas experiencias previas, y que por cierto habéis leído, indican que intentar iniciar negocios con amistades suele significar perder esas amistades.

Así que tiraremos de lo que podemos, porque el cuerpo no da para todo, que además toca ocuparse de la cuota que me toca del proyecto de “La Universal”. Palabrita que cuando todo esté listo, compartiré aquí el enlace para que nos leáis… y palabrita que muy pronto aquello estará rodando.

¿Y el cole? Sin muchas más novedades, más allá de los accidentes y el calor, que nos llevó a sacar a los niños, mesas y sillas incluidas, al patio a tiempo completo porque dentro del comedor no había pantalones de resistir. Pero, volviendo a los accidentes, el que yo tuviera que faltar el jueves por causa de la fiebre no fue el único. El miércoles faltó mi compañera porque unos simpáticos ladrones le rompieron uno de los cristales del coche, le removieron todos los papeles y le robaron… un cargador para el móvil y una botella de aceite. No había nada más. Para que os hagáis una idea, esta chica hasta se lleva la radio del coche cuando sube a su casa. El día del robo todo su lamento era: “Ay, Silvia, con la de coches más nuevos que el mío que hay aparcados… ¿Por qué van justo a por el mío?”. Yo supongo que esto se debe a que su coche debe ser más sencillo de abrir, pero tampoco os lo puedo asegurar: una de las cosas que – todavía- no sé hacer es robar coches. Así que, como veis, no pude responder a su pregunta, sólo pude animarla haciéndole referencia a un chiste que me encontré en Facebook y que decía así: “Ayer por la noche entró un ladrón a buscar dinero en mi casa… y cuando me desperté, me puse a buscar con él”.

Gracia me hizo la pobre, intentando llamar a la hora en la que vamos a trabajar a su seguro, cuando estos sitios no comienzan a funcionar hasta el llamado “horario comercial” y más gracia me hizo (no en plan sádico, que es un decir) que por demostrarme que no estaba saltándose horas de trabajo adrede, se viniera con ese coche mutilado y adornado con un parche singular: un cartón con florecitas para tapar el estropicio. Vamos, antes muerta que sencilla. 

De verdad que no le hacía falta. Soy mucho más crédula de lo que parezco.

Por último, hace tiempo que no cuento cómo va con mi madre. Esta semana recibió su tercera sesión de quimio y le cayó un poco peor que en ocasiones anteriores.  Demasiadas náuseas. Tampoco noto mejoras tan espectaculares como las que notaba al principio, aunque quizá la estabilidad en sí sea una mejora: recuperó bastante autonomía y la mantiene, aunque también depende del día que tenga. Anímicamente tiene sus vaivenes, cosa normal, porque cuando te sientes mejor estás mejor y cuando te sientes peor, estás peor. Además, aunque no lo conté, no es plato de buen gusto, cuando el enfermo se ha hartado de responder a las preguntas de medio mundo, que un buen día aparezca por su casa una enfermera preguntando si tiene previsto ser enterrada o incinerarse, si prefiere morir en casa o en un hospital o si le apetece tener psicólogo o no tenerlo…bueno va, entiendo que lo último es oportuno pero ¿qué me decís de las anteriores? Pues bien, aunque respondió con entereza a estas cuestiones, quedó anímicamente afectada durante varios días. ¿A quién no le afectaría?

Próximamente le repetirán el TAC de tórax y la gammagrafía ósea, dos pruebas a las que temo, pues, como sabéis, se le hacen para saber si la enfermedad avanza, retrocede o se mantiene estancada, ya os contaré…

Y, aunque este añadido quede totalmente fuera de contexto, sólo queda mencionar a Sickofhell, es decir, a Luismi Sabio… ¡por pesao! Me pidió, casi ordenó, que le mencionara en la próxima entrada que escribiera y una es fiel a su palabra, pues si no soy fiel a mi palabra ¿a qué mierda le voy  a ser fiel?

Esta semana no prometo leer otros blogs. Debo esperar a despejarme. Sé que lo comprendéis.

¡Besotes a todos!

Anuncios

Acerca de vengatriz

Opositora crónica. Si también eres opositor crónico ¡espero tu testimonio!
Esta entrada fue publicada en Cómo ir al hospital y no matar, Cómo madrugar y no morir y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a CMYNM (155-159): Mi estrés se multiplica

  1. Marta dijo:

    Lo de resumir no ira por mi ???? Jijiji tu escribe como te salga y dejate de patochadas… Ummmm se sincera…. Que si le hiciste los deberes a tu hermanitooooo… Jijji..
    Ahora enserio eres buenísima hija, buenísima hermana y buenísima amiga… Jajaja felicidades por tu mierda de trabajo y tu kaka de sueldo… Se positiva otros tienen menos…
    Relajate un poco que salud solo se tiene una… Mucha fuerza para tu mama… Haces todo lo que puedes y tu mama lo sabe… Dios te recompensara…
    Ah quiero, exijo… Ummmmm que me menciones en tu próxima entrada… Soy muy envidiosa y quiero formar parte de tu blog… Muackjjjj

  2. Qué buena hermana, te estas ganando una reencarnación con Jacuzzi y mansión solariega.

  3. Javier Frutos dijo:

    Luismico no para hasta que no le mencionas jaja

  4. sickofhell dijo:

    Eres la hostia, Sil. Eso para empezar. Lo que nos cuentas (y como lo expresas), me hace sentir como ver una teleserie de tragedias cotidianas, aportando indignación con dosis de humor. No tiene precio lo que haces por tu hermano. ¿Los profes se han vuelto locos mandando tarea? Me alegra que hayas tomado la decisión de no embarcarte en un negocio, a dos semanas vista, a la carrera y de cabeza: Podría haber sido un FATALITY* para tí!! Me ofrezco para intentar aportar ideas en tu sección de La Universal, si tu así lo deseas (y me expliques 1º de que se puede hablar ahí…ja ja ja). Qué panzá de reír lo del cristal del coche de tu compi, no por ella, sino por lo de las florecillas. De lo otro sólo decirte que tendréis que seguir apoyándola, de paso le das un beso de mi parte.

    Pd.: Lo de que me mencionaras iba en plan broma, pero gracias. No pega nada en absoluto con la entrada jajaja. Es que no viene a cuento y me meo…
    A ver si nos vemos ya, coño.

    Un besito y ánimo.

    * http://youtu.be/yBPnFjtGBuU: Este enlace te lleva a ver lo que es un FATALITY. Advierto que las imágenes pertenecientes a un juego Arcade es para +18 y no apto para ojos sensibles.

    • vengatriz dijo:

      No pronto, no, el finde de la semana que viene, que se supone que hemos quedado 😉 y como tú decías hace nada, tenemos que dejar algo para ponernos al día cuando nos veamos en persona.

      ¡Un besote enorme, prenda!

      PD: Lo que molaba de nombrarte era justo lo poco que pegaba con la entrada, jajajaja… además, considera que, bromas aparte, te mereces un momento “chico pantene”… ¿é o no é?

  5. jairo dijo:

    silvi madre mia que ajetreo, encima con los deberes de tu hermano, eso si es trabajo la verdad bueno con paciencia mujer, lo de tu madre espero que vaya a mejor a ver que dicen las pruebas sil, ojala sean buenas nuevas

  6. Brushi dijo:

    Nena, los seguros tienen un tlf 24 horas para incidencias, estaría bueno q te quedaras tirado en medio de la carretera a las 3 de la mañana ( rueda pinchada y que no sabes cambiar, avería del coche, accidente etc….) y tuvieras que esperar a que abrieran las oficinas jajajaajajaj….Qué tu no lo sepas vale, porque no conduces, pero que no lo sepa tu compañeraaa..? Si te roban en el coche o te rompen un cristal, automáticamente llamas y sea la hora q sea das parte y tienes opción a llevar el coche a uno de los talleres más cercanos de la compañía de seguros, donde te lo reponen sin coste alguno (si pagas un seguro que te cubre las lunas, claro), o bien lo llevas a tu taller habitual y te abonan la factura.

    • vengatriz dijo:

      Pues entonces será que esta moza no tenía teléfono de atención las 24h Eso o me la quiso colar, pero vamos, no sé, la histeria suya era totalmente real, será que no lo sabía. Todos los días se aprende algo. Bien mirado, es lógico.

  7. Explorador dijo:

    Claro que no es imposible…sigue buscando y encuentra tu camino…será arduo, pero gratificante, y seguro que lo conseguirás…un abrazo bien grande.

    PD: Dedicar tu tiempo a los demás es muy grande, y llena mucho. Espero que el reverso de tu estrés creciente sea una miaja de felicidad 😉

  8. aliyah dijo:

    Sil… Me agobio solo con leer tu entrada… De donde sacas el tiempo??? Eres una santa por ayudar a tu hermano, un genio llevando a cabo el proyecto y como amiga, hija y persona no tienes precio, tqm. Bss wapa!!!

  9. vengatriz dijo:

    De santa tengo poco jajaj… mi hermano es muy buen chiquillo, a ver si te lo presento un día, el proyecto de la escuela de verano lo cancelé, así que imagino que te refieres al otro, y no hace falta ser genio, es más ser cabezona y yo de eso lo soy un rato largo. Los demás piropos no los rechazo, sobre todo porque nunca se rechaza lo que viene desde el cariño 🙂 Espero parecerme a la imagen que tienes de mí.

    ¡Se te quiere, niña! ¡Besote grande!

  10. Nieves dijo:

    Comprendemos! Relajate y hazte una infusión con los profesores de tu hermano para empezar.
    Lo de emanciparse… Ni se te ocurra dejarlo caer en saco roto! Me alegro por tu renovación laboral (todos quisieramos tener nuestra propia mierda) nada, muchos ánimos para tu mama y para ti un montón tambien, si? Un besazo guapa!

    • vengatriz dijo:

      Lo de la infusión de profesores es algo que he de hacer, aunque sea medio antropófago, porque se les supone humanidad y porque son colegas de profesión, aunque no esté claro que yo ejerza 🙂

      ¡Besotes, guapísima!

  11. raphaela dijo:

    Creo que todo va bien. Es natural que estés cansada,pero… este es el momento de cansarte. Cuando tengas dos o tres décadas más… seguirás super ocupada pero te darán unos dolores extras que ni te cuento,jajaja…Claro que le has hecho los deberes a tu hermano, y haces bien en ayudarlo dadas las circunstancias. También muestra que tienes un corazón gigante. No sé si los humanos pero Dios te compensará. Respecto de tu madre, creo que es natural que no se observen mejoras enormes por cada quimio. El asunto es que los estudios den bien. Lo de las preguntas que le hacen… me parece de horror. Un espanto,una falta de delicadeza, inhumano, grosero. Y muchas otras cosas más que por no ser larguera no digo. Besote, chiquita. Trata de pasarla lo mejor que se pueda.

    • vengatriz dijo:

      En dos o tres décadas te cuento, Lita. Se agradece que me tengas en tan buen concepto 🙂 y bueno, mientras llega aquella recompensa, toca dar con el mazo, como dice el refrán. Sería una buena recompensa una mejoría espectacular en los estudios de mi madre, pero no confío en ello. De hecho, un “no avance” de la enfermedad ya sería un motivo de alegría. Las preguntas fueron como para patearle el culo a la enferma y, patada con patada, llevarla a Estonia, por lo menos.

      Un besote, guapetona 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s